Durante mucho tiempo, el protocolo ha dictado que la combinación camisa blanca y corbata negra solo era admitida en un contexto: acudir a un funeral. Sin embargo, esta combinación binómica del blanco y negro ha ido ganando en los últimos años multitud de adeptos entre los estilistas y las celebrities y ahora es una combinación básica en cualquier armario masculino. La camisa blanca lisa, de algodón, con el cuello italiano o inglés combinada con una corbata de seda negra se ha convertido en un clásico moderno, imprescindible esta temporada. Aunque es cada vez más habitual con trajes azul marino o trajes negros, el mejor color que combina con este conjunto es el traje color gris oscuro o marengo. También se puede poner con trajes de rayas (en gris) para darle un toque de fantasía y quitarle rigor, pero la combinación más habitual es con traje liso. En el ejemplo que os traemos hoy, Benjamin Eidem ha sido fotografiado por  Rankin para la revista Hunger Fall/Winter 2012. corbata negra y camisa blanca cómo llevarlo corbata negra y camisa blanca cómo llevarlo corbata negra y camisa blanca cómo llevarlo corbata negra y camisa blanca cómo llevarlo