2020. Los Felices Años 20. Los años locos para disfrutar y reir.

Fueron años de esplendor en las artes, en la comunicación y en las costumbres donde se gestaron expresiones culturales decisivas para el siglo XX y grandes influencias para el XXI.

Acababa de terminar la mayor guerra conocida por la humanidad y llegaban Los felices años 20 o los años locos.

Nombres como Ernest Hemingway, Carlos Gardel, Jorge Luis Borges, Frida Khalo, Pablo Picasso, Louis Amstrong, Coco Chanel, Billie Holiday transitaron por los felices años 20, donde se respiraba un mundo nuevo.

El modelo de vida americano fue exportado por todo el mundo. Se trataba del "American way of life" que rápidamente sedujo a los europeos, cimentado en el consumo individual de bienes de consumo impulsado por la publicidad y sostenido por un crédito fácil y las ventas a plazos.

Un legado de prosperidad que corría entre las personas y toda iniciativa individual conducía al éxito. Eran tiempos de bienestar.

Los espectáculos, el cine, los deportes, cabarets, teatro, el interés por la alta costura, las nuevas corrientes musicales como el jazz, el charleston y el blues vivían momentos muy prósperos. La prensa vivió un apogeo y surgían las revistas especializadas, y la radio vivió su época dorada

El mundo avanzaba hacia algo completamente diferente a lo que se había visto hasta ese momento y en la moda también sucedían cosas.

Todo lo que ocurría en esos años influía en la moda. La cosmética deja de ser algo minoritario para convertirse en una industria. Revistas como Vogue o Harper's Baazar logran grandes tiradas, las celebridades eran auténticas estrellas como Marlene Dietrich o Luise Brooks y las publicacion escribián artículos que te explicaban cómo vestirte y peinarte como ellas.

La ropa de esos años era innovadora, se probaban nuevas combinaciones de colores, estampados y tejidos que celebraban la alegría del final de la guerra. Todo el mundo quería parecer joven, aunque no lo fuesen. Fue la primera revolución juvenil de la historia.

La moda vive una evolución nunca vista hasta el momento, un nuevo estilo de vida surgía. El estilo de la aristocracia y la alta burguesía dejan de cobrar protagonismo y son los artistas o los músicos de jazz los ejemplos estéticos a imitar. El nuevo lema es la velocidad, en forma de coche, unas carreras o a la hora de beber.

Las mujeres ocupan lugares públicos hasta entonces vetados ya que no están dispuestas a ser relegadas tras su labor en la guerra: surgen las flippers ( mujeres disfrutonas y rebeldes de lo convencional), las garçonnes, que rechazan la feminidad y sus símbolos en busca de la androginia. Los bajos de los vestidos despegados del cuerpo que en 1924 todavía tapaban las rodillas en 1925 ya no lo hacen, en los trajes de noche se sugiere desnudez con trasparencias y flecos. Y mientras los vestidos casi desaparecen los abrigos se hacían majestuosos. Los zapatos de moda están pensando en sujetar el pie para bailar. Los nuevos cortes de pelo ( bob cut) permitían el uso de sombreros ajustados a la cabeza, que enmarcaban la cara y llevó a la moda de la depilación extrema de las cejas para conseguir una mirada mucho más potente. Los años 20 respiran alegría, fulgor y muchas ganas por vivir y disfrutar.

 

En cuanto a la estética masculina, los hombres también tienen mucho que decir en el mundo de la moda, abandonan la ropa de estilo más formal para comenzar a utilizar también ropa de estilo deportivo.

Los trajes eran en su mayoría de colores neutros pero los accesorios resaltaban con colores vibrantes.

En los años veinte, la moda masculina se caracterizó por las chaquetas de talle muy alto, a menudo se usaban con las correas. Las solapas en las chaquetas de traje no eran muy amplias, ya que tienden a ser abrochadas en alto. Los pantalones eran relativamente estrechos y rectos y se usaban más bien cortos para que se mostrasen los calcetines. Los pantalones también comenzaron a ser usados con vueltas en la parte inferior.   En 1925, un pantalón más amplio llamado " Oxford Bags "se puso de moda para trajes de chaqueta. Durante la década de 1920, los chalecos se usaban a menudo. En 1920, los hombres tenían una gran variedad de ropa deportiva a su disposición, incluyendo suéteres y pantalones cortos, comúnmente conocidos como ropa interior. Para los hombres por la noche se usaba el smoking corto con la capa de cola, que es visto ahora como antiguo y snob.

El resurgir, el poder disfrutar se acompañaba de un look mucho menos serio que se completaba con bastones, sombreros, corbatas, tirantes y pañuelos y aportaba rtimo y color a una época rápida de baile y sonrisas como los años 20.


Compartir esta publicación


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados