4 claves para coordinar camisa y corbata

 

4 claves para coordinar camisa y corbata

 

No conviertas en rutina una de las elecciones más importantes a la hora de vestirte de traje: coordinar camisa y corbata importa, y mucho. Escoger la corbata y la camisa de vestir puede ser un gesto autómata o convertirse en todo un ritual hacia la elegancia. Y la segunda opción es sin duda la que mejor habla de ti. Ir elegante y destilando buen gusto es la primera tarjeta de presentación de un hombre: mucho antes de que puedas hablar de ti y entregar una tarjeta profesional, la primera impresión ya ha hecho su función.

Coordinar camisa y corbata tiene muchas ventajas: sólo con la elección de estas dos prendas para hombre cambias de manera radical la percepción de un traje – aunque siempre sea el mismo traje- . Así que podemos decir que coordinar camisa y corbata es una cuestión de actitud e intención a la hora de que nos perciban: no sólo vamos a dar señas de nuestro buen gusto si no también de nuestra personalidad.  Te damos nuestra 4 reglas infalibles:

 

Coordinar camisa y corbata: 4 claves de estilo

1- El orden de elección

“El orden de los factores no altera el producto”. Esta regla universal matemática aquí no vale. El orden importa en la receta del estilo masculino. Elige de mayor a menor: primero el traje, después la camisa, luego la corbata y por último siempre el pañuelo de bolsillo. ¿Por qué en este orden? Tener decidido el color del traje, que es el predominante, te va a decantar el colorido de camisa, que es el segundo que más predomina, y ésta a su vez te dirá qué colores debe de tener la corbata. Con este conjunto, la guinda elegante la pone el pañuelo de bolsillo.  En la colección de SOLOiO tienes todos los ingredientes para conseguir tu toque personal.

2-Rompe con el patrón

Nos estamos refiriendo a que evites replicar estampados.  A la hora de coordinar camisa y corbata, intenta siempre que sean diseños de prints diferentes y al mismo tiempo complementarios: por ejemplo: camisa de vestir de rayas con corbata de lunares; una camisa de vestir lisa con una corbata estampada; una camisa de print mini con una corbata lisa.

 

3-Los colores

Mejor que escoger colores en la misma gama, es elegir colores opuestos pero en consonancia: rojos con azules; naranjas óxido con verde kaki; azul tinta con verde botella; verdes con amarillos; rosas con verdes, etc. El blanco siempre va a ser un lienzo inmaculado para aplicar cualquier estampado y color: no hay posibilidad de error.

 

4-Lucha de egos

A la hora de coordinar camisa y corbata la personalidad de cada una debe estar en la escala correcta. No es aconsejable crear un look con dos prendas excesivas, a no ser que te llames Lapo y te apellides Elkann, el choque de egos no conseguirá que luzcas ninguna de las prendas por muy especiales que sean.

Imágenes de Pinterest. 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados