Cómo combinar tus calcetines en tres normas de estilo

Un día abres tu cajón de los calcetines y te das cuenta de que sobre un paisaje de lana negra, azul marino y gris, empiezan a germinar brotes de color. Pasa así, de repente: has ido sucumbiendo poco a poco a la tendencia del color – y seguramente estampado- en los calcetines.

El caso es que sí, has picado, tienes calcetines coloridos pero nadie te ha dado un manual de uso, y esto ya no es el A-B-C del calcetín – lo que viene a traducirse en negro, azul marino y gris-.  ¿Cómo saber si eres de esos hombres que ya domina cómo combinar sus calcetines más arriesgados? Atento a los ojos, una mirada sorprendida no engaña: si es de grata sorpresa, quiere decir que eres afortunado y tienes el don nato del  estilo. Si en cambio quién lo descubra se queda ojiplático, deberías seguir leyendo.

 

 Cómo combinar tus calcetines

 Primera regla: ¿con qué debería combinar? ¿Los combino con el pantalón o con los zapatos? Siempre, siempre: debes mirar el pantalón o traje cuando decidas qué calcetines escoges: esto estilizará visualmente tu figura porque no habrá un corte de color a la vista.

 

Segunda regla: Ropa formal. Cuando lleves traje intenta que sean calcetines oscuros. Nuestro consejo es que con los trajes grises y negros lleves calcetines negros o azul marino tan oscuro que lo parezca –azul noche. Con trajes azules, calcetines azul marino. ¿Quieres meter algo de color? Apuesta por un verde botella, un burdeos. Y ya para rematar el toque dandi: la corbata y los calcetines en la misma gama.

Tercera regla: Ropa informal. Aquí se admiten otras texturas más gruesas, y puedes ser mucho más atrevido usando estampados. Intenta que los contrastes no sean demasiado fuertes, por ejemplo, con unos zapatos negros unos calcetines estampados o de color intenso, enseguida parecerán que se han equivocado de sala. Aventúrate con los zapatos marrones, en todas sus gamas, y con las sneakers, como las sneakers de SOLOiO de piel.

 

Regla de oro: Nunca debe verse tu pierna. Nunca, cuando te sientes, te agaches, o cruces las piernas y el pantalón se suba, o que debe de seguir viéndose son tus calcetines. Cualquier asomo de piel es un atentado contra el buen gusto.

Imágenes de Pinterest

 

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados