Los tirantes: cuestión de estilo

 

Los tirantes o ese complemento que a todos nos gusta y con el que pocos se atreven. ¿Por qué? Quizás por timidez propia, quizás por ser un complemento icónico que tenemos encasillados en banqueros de la vieja escuela, quizás por desconocimiento total de las bonanzas de este complemento para hombre. Sí, bonanzas: los tirantes no sólo tienen una función práctica – mantener el pantalón en su sitio- también tienen muchas ventajas estéticas.

1. Empezando por la silueta. El cinturón inevitablemente divide la silueta. ¿Qué quiere decir esto? Que ópticamente tu figura se va a ver acortada. Los tirantes consiguen el efecto contrario: alargan y estilizan tu figura.

2. Siguiendo  por el pantalón. Para que un pantalón quede impecable durante todo el tiempo que lo lleves puesto, la caja debe de estar en su sitio –la caja es la parte del pantalón que va desde la cintura hasta el final de los bolsillos- . Con el paso de las horas, es inevitable que se vayan bajando y las probabilidades de mantenerlo en el lugar que le corresponde según las normas del buen gusto son mucho más efectivos los tirantes frente al cinturón. ¿Qué consiguen los tirantes? Tus pantalones no se deslizarán hacia la cadera y por tanto, los bajos de tu pantalón no apoyarán sobre tus zapatos con sus antiestéticas arrugas que tan poco dicen del buen vestir y la elegancia de un traje, por no mencionar que acortan la figura – nos remitimos al punto 1: los tirantes alargan la silueta.

3. Potencia tu estilo. No sólo deja destilar tu personalidad elegante, también te permite desarrollar tu audacia a la hora de coordinar con el resto de tus complementos, como la corbata, la pajarita y el pañuelo de bolsillo. No los encasilles en un complemento formal: cualquiera de sus ventajas son también aplicables tanto a tus looks de ceremonia como a los más casual. Según tu intención elige su color, estampado,o su grosor – estrecho o normal-  en la colección de tirantes SOLOiO siempre habrá un diseño que encaje con tu estilo.

 

 Consejos para vestir tirantes:

- Su sitio es tras la chaqueta: no deberían verse de manera obvia, aún así es inevitable que se vean, por lo que  no debes descuidar su elección. Nuestro consejo es que busques una gama de color similar a la de la corbata o pajarita que vistas en ese momento; así potenciarás el color.

- Las abrazaderas importan. A simple vista las pinzas metálicas parecen infinitamente más cómodas, sin embargo son menos estables porque sólo tienen un punto de sujeción: a lo largo del día tarde o temprano acabarán soltándose. Las abrazaderas de cuero, reparten el tirón de los tirantes por lo que el pantalón también queda mucho mejor. Recuerda que los botones a los que debes abrocharlas deben ir por dentro de la cintura.

 

Imágenes de Pinterest

Texto:  Carolina Palacios del Junco


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados